Videojuegos + Ejercicio= ¿La Cura para el Alzheimer?

https://www.diarioinformacion.com/vida-y-estilo/tecnologia/videojuegos/2018/12/24/senectud-videojuegos-mundos-compatibles/2101090.html
Desde hace décadas existe la concepción general de que el cerebro, una vez maduro, no es capaz de generar nuevas células, lo que sí ocurre en otros órganos. Por ejemplo, cuando nos hacemos una herida, la piel circundante es capaz de producir nuevo tejido con el cual cubrir el espacio faltante. Por otro lado, según el concepto general, cuando un adulto padece una patología que desencadena la pérdida de una parte de su cerebro, el resto no es capaz de generar nuevas neuronas. Precisamente esto ha sido desmentido en varios estudios recientes, como los citados en el último volumen de la revista Scientific American, en un artículo titulado “¿Por qué tu cerebro necesita ejercicio?”. En uno de los experimentos, que se llevó a cabo en ratas de laboratorio, se descubrió que sí era posible la replicación neuronal, sin embargo, lo más interesante fue el desencadenante.
     Las ratas en las que se vio este fenómeno fueron aquellas sometidas a ejercicio, lo que fue corroborado por un trabajo experimental en humanos, que incluyó unos 7000 adultos de mediana edad y que salió a la luz en 2019 en una revista inglesa. 
     Si miramos atrás en el tiempo, nuestros ancestros vivían en un ambiente hostil, al que tuvieron que adaptarse física y mentalmente para sobrevivir. Pasar de las cuatro patas a la bipedestación requirió un desempeño cerebral sinigual. Además, rodeados de depredadores y con comida escasa, la actividad física y la cerebral debían ir de la mano para garantizar la supervivencia, y quizá por ello, por alguna vía primitiva que aún desconocemos, el estímulo físico parece estimular el desarrollo cerebral. En el último estudio que citamos, se evidenció un crecimiento cerebral significativo, en especial en la región del hipocampo, en las personas que realizaban actividad física, sobre las que no lo hacían.

     Sin embargo, simplemente hacer ejercicio parece no ser suficiente. Recordemos de nuevo a nuestros antepasados. El esfuerzo físico iba de la mano con trabajos mentales, como escapar de un depredador o escalar un árbol para conseguir fruta o cazar una presa para alimentarse finalmente, luego de días sin bocado. El ejercicio estaba relacionado a demandas cognitivas. Justamente en esta cuestión se basó una investigación llevada a cabo por un grupo alemán, dirigido por Gerd Kempermann. Se trató de un estudio comparativo en ratas, las que fueron divididas en dos grupos y ambos fueron sometidos a ejercicio, pero, en uno de ellos, el ejercicio lo asociaron a problemas mentales. El estudio concluyó que en el grupo que tuvo demandas cognitivas a parte del ejercicio, el crecimiento neuronal fue mucho más significativo.
     En las investigaciones antes mencionadas parece haber un denominador común, una proteína llamada Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro, conocida por sus siglas en inglés como BDNF, que es liberada durante el ejercicio y las demandas mentales, y que parece ser la responsable de la replicación neuronal.
     En este punto surge una incógnita: entendiendo que la combinación de demandas físicas y metales estimula la multiplicación de neuronas, lo que podría representar una solución viable para patologías tan temibles como el Alzheimer, ¿de qué manera podría conseguirse dicho balance? ¿Será necesario pasar algunos días de la semana en el Serengueti, huyendo de leones e hienas? Investigadores de Nueva York, liderados por Cay Anderson-Hanley descubrieron que combinar el ejercicio con videojuegos mentalmente demandantes conforman un eficiente estimulante de la liberación de BDNF y que, con ello, podrían prevenirse y tratarse patologías neurodegenerativas.
     Los videojuegos son capaces de transportarnos a vidas alternativas, llenas de peligros y emociones, situaciones que estimulan nuestro cerebro de formas que, en la vida real ya no es posible. 
     Tal parece que aquel argumento de nuestros padres, que aseguraban que jugar videojuegos nos iba a dejar tarados carecía de valor. Claro que, como diría Aristóteles, los extremos son dañinos. Recordemos el otro elemento necesario para la replicación neuronal: “el ejercicio”.

Comentarios