Malas decisiones de los vasos pulmonares... OXÍGENO Y CIRCULACIÓN

Luego de recorrer todos los rincones del cuerpo, la sangre regresa al corazón y es eyectada por el ventrículo derecho hacia la circulación pulmonar, donde vuelve a cargarse de oxígeno y deposita el dióxido de carbono que recogió en la periferia. Sin embargo, el flujo sanguíneo pulmonar no siempre es constante y existen situaciones capaces de modificarlo. Esta vez estudiaremos uno de sus principales determinantes y veremos que, en ocasiones, las decisiones que toma el organismo no siempre son las más acertadas.

El Oxígeno y la circulación pulmonar

https://www.youbioit.com/es/article/23483/que-son-los-alveolos?size=_original
Aunque parezca inconcebible, un descenso en la cantidad de oxígeno de la circulación pulmonar provoca vasoconstricción y, por tanto, una reducción del flujo sanguíneo. La razón de este comportamiento tiene una base muy lógica:
     Los alveolos pueden cambiar su relación Ventilación (aire que reciben) - Perfusión (sangre que llega a sus capilares) dependiendo de múltiples condiciones, algunas tan triviales como la posición del paciente, donde las áreas más bajas, debido a la gravedad, pueden perfundirse mejor, aunque recibir menos aire; por otro lado, las áreas altas obtienen una mayor cantidad de aire, pero una perfusión más pobre. En situaciones más complejas, como enfermedades en las que la luz alveolar está ocupada o la membrana alveolocapilar inflamada, algunos alveolos podrían presentar una relación ventilación-perfusión peor que otros (como ocurre en la neumonía).

     A todo esto el organismo responde redistribuyendo el flujo a las zonas en las que hay mejor intercambio y que, por ende, tienen mayor contenido de oxígeno, sacrificando la perfusión de las zonas con peor oxigenación. De este modo el organismo garantiza que áreas en las que hay mayor intercambio de gases se perfundan mejor y que las zonas en las que hay peor intercambio reciban menos sangre.
     Esta decisión funciona bien hasta cierto punto, pues, cuando existe una hipoxemia importante debida, por ejemplo, a un SDRA severo, todas las zonas están mal oxigenadas y podría darse una reducción masiva en el flujo sanguíneo, que empeoraría aún más la condición del paciente, generando una retroalimentación positiva capaz de llevarlo a la muerte.

     Recuerda que el contenido de MediPuerto es totalmente gratuito, pero puedes colaborar con su crecimiento haciendo clic en la publicidad.

fisiologia de la circulacion pulmonar, fisiopatologia de la circulacion pulmonar, complicaciones de la oxigenacion, oxigeno en los vasos pulmonares, sangre pulmonar, hipertension pulmonar, presion pulmonar

Comentarios